Se solucionaran obras paralizadas de Gasoducto este 2017

Cayetana Aljovín, ministra de Energía y Minas, comunicó que la transferencia al Estado peruano de las obras que se paralizaron del Gasoducto del Sur (ya que Odebrecht, Enagás y Graña y Montero, tienen el mando), para su siguiente licitación, tendrán solución este 2017.

“No va a pasar de este año”, rectificó Aljovín. Refirió que la demora surge por disputas al interior de los miembros del consorcio.

“Todavía los bienes de la concesión no han sido entregados como dispone el Decreto de Urgencia 001-2017 por disputas al interior de los miembros del consorcio, que esperamos se solucionen prontamente”, explicó.

La ministra, también, indicó que el Decreto de Urgencia 001-2017 no puede establecer los plazos para la transferencia de los activos.
“Pero justamente, para armar el nuevo diseño (de la concesión), se requiere contar con los activos transferidos. Es un tema que estamos analizando”, adelantó.

Por otro lado, también, excluyo que esta dilación tenga alguna incidencia en el nuevo concurso de licitación.

En consecuencia, la ministra informó: “Le vamos a dar un plazo (al consorcio) y espero que el tema se solucione prontamente y si no vamos a tomar las acciones que sean correspondientes”.

De esta forma, concluyó tras presentar las circunstancias de desarrollo de los sectores de Hidrocarburos, Energía y Minas, en el III Congreso Internacional de Infraestructura.

De acuerdo, al Oficio Nº 145-2017-MEM-DGH con fecha del 24 de enero de 2017 el Estado Peruano, a través del Ministerio de Energía y Minas, informó a la Sociedad Concesionaria Gasoducto Sur Peruano del término de la concesión por no haber acreditado y cumplir del Cierre Financiero de las normas establecidas en el Contrato de Concesión.

“Informe Mensual de Supervisión del Proyecto GSP” del mes de diciembre del año pasado teniendo un reporte por parte de Osinergmin – Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería – la operación muestra un registro y un adelanto de realización del 37%, por lo cual, las obras expuestas en estos momentos están paralizadas con el riesgo de que los bienes se desgasten y tengan una pérdida por el clima o por el paso de los días.

La operación obtendrá un impacto directo en el Producto Bruto Interno del Perú para el presente año del 2017.