Perú necesita aumentar capacidad de generación eléctrica en 5,500 megavatios hasta 2018, estima BCR

El Banco Central de Reserva (BCR) estimó que el Perú requiere aumentar su capacidad de generación eléctrica en 5,500 megavatios (Mw) para atender de manera consistente el crecimiento potencial de la economía durante el decenio 2008-2018. Indicó que ello implica un crecimiento promedio anual de la oferta eléctrica del orden de 550 Mw. Mencionó que si bien entre los años 2008 y 2010 existen planes de proyectos de generación eléctrica por 826 Mw, aún no existe certeza sobre la ejecución de proyectos adicionales.

En ese sentido, advirtió que esa falta de proyectos adicionales incrementa significativamente el riesgo de insuficiencia de abastecimiento en el largo plazo.

Según el Reporte de Inflación Setiembre 2008 del BCR, actualmente se presentan dos factores que no generan el marco óptimo para la inversión en proyectos de generación eléctrica.

El primero son los desincentivos generales a la inversión en generación, debido a que los precios regulados son significativamente menores que los costos marginales y que las licitaciones de electricidad son declaradas desiertas frecuentemente porque los precios máximos que fija el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) son menores a las ofertas de los postores.

El segundo factor son los desincentivos a la inversión en centrales hidroeléctricas, ya que la rentabilidad de proyectos hidroeléctricos es inferior a la de proyectos térmicos por el mayor monto de la inversión inicial y que no es compensado con un menor costo variable.

En ese sentido, el BCR recomendó que las políticas orientadas al sector eléctrico deben fijar dos objetivos principales: en el corto plazo, garantizar el suministro irrestricto de electricidad y, en el largo plazo, garantizar un crecimiento de la oferta consistente con el de la demanda.

Señaló que actualmente se vienen implementando algunas medidas para lograr el objetivo de corto plazo como la expansión del gasoducto de Camisea a 450 millones de pies cúbicos diarios a finales de 2009 y se viene evaluando el empleo transitorio y parcial del ducto para la exportación de gas para garantizar el uso doméstico.

Además se ha establecido el alquiler de plantas de generación y compra de equipos menores de emergencia, y la redistribución del consumo de gas hacia clientes eléctricos en caso de racionamiento.

“Dado que estas medidas implican costos directos, garantizar el suministro eléctrico implica distribuir estos costos entre el Estado, generadoras, consumidores de gas y usuarios eléctricos”, dijo el ente emisor.

Añadió que para el largo plazo, las políticas deben orientarse a tres aspectos: la mejora del esquema de formación de precios de generación, la promoción de la inversión hidroeléctrica y medidas complementarias para garantizar el abastecimiento eléctrico.

“Con respecto al esquema de formación de precios, se requiere fundamentalmente tarifas que remuneren óptimamente los costos de inversión y los costos marginales”, explicó.

Fuente: And

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.