Ministro de Energía y Minas: Perú es un país en franco desarrollo.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, afirmó que Perú es un país en franco desarrollo pues el crecimiento de la demanda de energía en los últimos 18 años es de ocho por ciento y la demanda de gas natural en los últimos siete años ha crecido 30 por ciento anual.

En el caso de los hidrocarburos líquidos, destacó que la demanda de gas licuado de petróleo (GLP) creció 10.5 por ciento entre los años 1999 y 2011, en contraste con las gasolinas cuya demanda creció en 0.8 por ciento en el mismo período.

También afirmó que el agua es un importante recurso natural para América Latina y en Perú casi el 97 por ciento del agua de las lluvias se va al mar y no se recupera.

“Por eso en este gobierno estamos abocados a crear la cultura del agua, necesitamos hacer muchos reservorios, en el futuro este recurso será muy importante, así como los terrenos que tengan acceso a ella”, subrayó.

Señaló que Perú tiene el desafío de crecer económicamente con criterio de eficiencia energética, respeto al medioambiente y, sobre todo, con el concepto de acercar la energía a los más pobres, a través de la inclusión social.

Merino expuso sobre el futuro de la energía en el país durante el III Encuentro Empresarial de América del Sur – Países Arabes (ASPA), que se realiza en Lima.

Recordó que este año ha sido denominado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el “Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos”.

Indicó que esto es una clara invocación a los gobiernos nacionales para que establezcan sólidos marcos de gobernanza y regulación, e incentiven el desarrollo de infraestructura, que permita que la inversión del sector privado pueda intensificarse.

Subrayó que América Latina es una región con más energía renovable, que cuenta con un 28 por ciento de recursos hidroeléctricos.

“Tenemos fuentes con potencial asegurado como son hidroelectricidad y gas natural, pero ambas requieren inversiones de largo plazo, por tanto América Latina se convierte en una zona muy atractiva para las inversiones”, enfatizó.

Del mismo modo, dijo que es importante incorporar a las poblaciones del entorno de los proyectos energéticos y mineros, y en Perú se ha entendido que la convivencia a largo plazo en las inversiones tiene que venir con un triángulo Estado – comunidades – inversionistas.

“El concepto de que las inversiones genera expectativas sociales tiene que entenderse con un manejo preventivo desde el inicio de un proyecto”, acotó el ministro.

Recordó que si bien en la costa hay gas natural que se extrae en la selva desde el año 2004, las poblaciones de la selva y sierra aún no cuentan con ese recurso.

“La política que estamos trabajando es dar igualdad de derechos a todos los ciudadanos, empezando con las poblaciones donde se hacen los proyectos. Creo que esta es una receta que permite una sana convivencia a largo plazo”, manifestó.

También destacó que en Perú se ha establecido el Fondo de Inclusión Social Energético (FISE) para focalizar productos como GLP y paneles solares a los más pobres, en forma temporal hasta que se les pueda dotar de gas a través del Gasoducto Andino del Sur.