Ministerio de Energía y Minas continúa analizando medidas respectivas para que el precio de energía eléctrica no suba

Tras las críticas de las entidades eléctricas con respecto al DS 343- 2017 quien actualmente se encuentra bajo el mando del Ministerio de Energía y Minas (MEM), pues aseguran que no se resuelven las distorsiones con respecto al mercado eléctrico, y ante esto, la nueva ministra de Energía Ángela Grossheim, dio la cara.

Pues la ministra explicó que para llegar a la meta final, que es que la tarifa no suba más para los clientes, la norma es una de las variables medidas que en estos momentos se está investigando y estudiando para mejores resultados.

Asimismo, con respecto a los precios del gas natural, para la generación térmica, existe un decreto supremo el cual establece un nuevo proyecto de declaración, por ende especifica una propuesta que esquiva y evita que las térmicas continúen declarando costos cero en el uso del combustible, ya que es considerado como una de las primordiales alteraciones del mercado eléctrico.

Por otro lado, el cuestionamiento realizado por el sector de empresas eléctricas, entre distribuidoras y generadoras, se enfocaba en que al establecer el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el costo mínimo para determinar el gas, se mantenía el incentivo para seguir subdeclarando ese precio e imponer un precio irrealmente bajo en la compra de la energía en el mercado libre.

En consecuencia, Ángela Grossheim, precisó que con la norma no se beneficiará a ninguna entidad, además si existe un precio bajo en el mercado de corto plazo o spot (se habla de US$ 10 en promedio por MW.h), se debe a que persiste la conocida sobreoferta en la capacidad de generación eléctrica en el país.

El Gobierno no puede entrar al mercado a determinar en forma arbitraria, a través de una norma, cuál es el costo marginal (precio de la energía en el mercado de corto plazo), pues este lo clasifica la oferta y la demanda, acotó Ángela Grossheim.

No obstante, lo que se busca con el DS es evitar que la prima RER (a pagar a plantas con recursos naturales no convencionales, como eólicas y solares) fuera mayor, y a la vez ayudar a que no baje el precio marginal (de corto plazo, en el mercado spot) a límites que afecten al usuario regulado.

Pues el DS se encontrará vigente hasta el mes de junio de este año, ya que en estos meses se espera volver a emitir un nuevo dispositivo para mejorar el último, entre otras normativas para resolver las distorsiones en ese mercado, que se evalúan dictar en el seno de la comisión multisectorial que integran el MEM, Osinerg min y el COES, con la opinión de los sectores vinculados.