MEM: Se beneficiarán 6 regiones por concesión para dos líneas de transmisión

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) suscribió, los contratos de concesión de los proyectos eléctricos .

Enlace 500 KV Mantaro, Nueva Yanango, Carapongo y subestaciones asociadas , y enlace 500 kV Nueva Yanango, Nueva Huánuco y subestaciones asociadas; que beneficiarán a las regiones de Lima, Ancash, Junín, Huancavelica, Pasco y Huánuco.

Los contratos fueron firmados por el Director General de Electricidad del MEM, Víctor Carlos Estrella y Carlos Caro Sánchez, representante del Consorcio Transmantaro, en un acto realizado en la sede de Pro Inversión.

La inversión total de ambos proyectos es de  US$ 272’040,106. La ministra de Energía y Minas, Angela Grossheim sostuvo, “La suscripción de estos contratos es un hito importante para el sistema eléctrico del país ya que permitirá que la energía llegue de manera oportuna y con calidad a las familias de Lima y la zona centro del país”.

La ministra también resalto, que los proyectos servirán de base para el dinamismo de la actividad económica en sus áreas de influencia, mediante el fomento del desarrollo de la micro, pequeña y mediana industria.

La línea de transmisión 500 kV Mantaro – Nueva Yanango – Carapongo y subestaciones asociadas permitirá el reforzamiento del sistema de transmisión en la zona centro del país, así como la evacuación de generación excedente de la zona del Mantaro hacia Lima.

El plazo estimado de ejecución es de 46 meses y el monto de inversión con el cual el Consorcio Transmantaro obtuvo la Buena Pro, fue de US$ 149, 6 millones y permitirá un ahorro anual de US$ 26,76 millones.

En tanto, el segundo proyecto, “Enlace 500 kV Nueva Yanango – Nueva Huánuco y subestaciones asociadas”, dará mayor confiabilidad en el suministro de energía a la región Huánuco, así como a las subestaciones Paragsha (Cerro de Pasco) y Huaricashas y Vizcarra (Áncash).

El plazo estimado de ejecución es de 40 meses y el monto de inversión con el cual el Consorcio Transmantaro obtuvo la Buena Pro fue de US$ 122,4 millones. Su ejecución y puesta en marcha posibilitará un ahorro anual de US$ 18,38 millones.

El consorcio se compromete, además, a asumir el costo total de operación y mantenimiento anual de ambos proyectos que tienen un valor de US$ 6’825,111.