Impactos sociales negativos pueden ser minimizados con adecuado plan de cierre de minas, asegura MEM

minLos impactos sociales negativos que pudieran generarse por la actividad minera pueden ser minimizados con un adecuado plan de cierre de minas, sostuvo el jefe de la Dirección General de Asuntos Ambientales Mineros (DGAAM) del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Felipe Ramírez.

“La minería puede ser manejada de tal forma que los impactos sociales negativos que pudieran darse después del cierre de la mina sean minimizados”, señaló.

Mnifestó que la mejor y más factible forma para mejorar un legado positivo es previendo el final de una determinada actividad minera.

Durante la inauguración de la Tercera Conferencia Internacional “Cierre de Minas”, organizada por el MEM, indicó que si el plan de cierre es concebido desde las primeras etapas de la actividad minera, los potenciales efectos que puedan ocurrir a lo largo del plazo del proyecto minero serán manejados apropiadamente.

“Ello en la práctica implica que el titular minero adopte como forma de trabajo una estrecha vinculación entre el diseño de la mina y los cambios en el plan de operaciones durante la vida de la mina, considerando las condiciones ambientales y sociales en la concepción del proyecto durante la operación y del cierre”, añadió.

En ese sentido, afirmó que es necesario disponer de mecanismos permanentes y compromisos entre el titular minero y los gobiernos, comunidades y grupos de interés potencialmente afectados a fin de definir objetivos realistas y desarrollar e implementar planes de manejo adecuado.

Explicó que la introducción de nuevas actividades mineras en cualquier área genera, de manera inevitable, cambios importantes tanto en el terreno como en personas vinculadas a éste.

Es por ello que, si bien la vida operativa de una mina tiende a ser relativamente corta, los cambios ambientales y socio comunales relacionados con ella persisten en un período bastante mayor, reconoció Ramírez.

En ese contexto, el Estado ha dado mucha importancia al cierre de las actividades mineras, disponiendo mediante la ley que regula el cierre de minas y su reglamento, que se cuente con un plan de cierre, el cual es un instrumento de gestión ambiental que comprende todas las acciones técnicas y legales requeridas para garantizar el logro de los objetivos del mencionado cierre de minas, señaló.

Enfatizó que el planteamiento del cierre de minas significa una actividad continua la cual es iniciada con los estudios de prefactibilidad como parte del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la etapa de ingeniería de detalle, y continúa a lo largo del ciclo de vida de la mina, incluso se prolonga bastante después en la etapa de post cierre.

“El MEM establece como filosofía para el diseño de cierre de minas que la minería genera cambios permanentes en las condiciones superficiales y por debajo de la superficie del terreno, de recursos de agua y en muchos casos crea cambios permanentes en la comunidad rural”, indicó.

Agregó que el MEM busca que los impactos ambientales de la minería sean manejados de tal manera que el terreno y recursos del agua retornen a una condición en que pueden ser utilizados después de finalizada la actividad minera.

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.