Enel: Se podrá verificar el estado de conexiones eléctricas luego de ser resuelta la inundación

La empresa distribuidora de energía eléctrica, Enel, alcanzó un comunicado de prensa enviado a los medios de comunicación como en el que precisa que, una vez que la inundación sea resuelta, se procederá a verificar el estado de las conexiones eléctricas de unos 657 clientes y reconectar su servicio.

“En estos momentos no es posible realizar dichas maniobras dada la gravedad del aniego”, comentó la empresa.

Asimismo, precisó que lamenta la situación que viven las personas afectadas por la inundación que ha puesto en emergencia a San Juan de Lurigancho. Ante estos hechos, comunicamos a la ciudadanía las acciones que ha venido tomando Enel; y que apenas se inició la emergencia, su Centro de Control suspendió el servicio en una zona que involucró a 1800 hogares.

“En paralelo, envió a la zona a varias cuadrillas de trabajadores quienes siguen atendiendo la emergencia. Al momento, hemos devuelto la electricidad, bajo estrictas medidas de seguridad, a casi el 70% de la zona. Permanecen sin energía 657 hogares”, indicó.

También recomendó a los clientes -cuyo servicio eléctrico ya fue restablecido- tomar en cuenta estrictas medidas de seguridad en sus hogares y no manipular las instalaciones eléctricas.

“En caso observen alguna anomalía, no duden en reportarla al Fonocliente 517-1717. La seguridad y bienestar de las personas son lo más importante en estas circunstancias. Seguiremos trabajando en coordinación con las autoridades para colaborar con la solución del problema y garantizar el servicio eléctrico de forma segura”, subrayó la firma.U

El pasado domingo 13, casas, calles y hasta un conocido centro comercial terminaron inundados tras el colapso de una tubería de desagüe en el distrito de San Juan de Lurigancho. El aniego ha dejado a más de 60 personas afectadas.

El burgomaestre del distrito, Alex Gonzáles, responsabilizó a Sedapal por la falta de prevención e hizo un llamado a la empresa administradora de agua para que puedan resarcir los daños generados a los vecinos pues es un serio riesgo para la salud de los habitantes.