Enagás amplía participación en TgP pagando US$ 97 millones

Enagás informó que ha ampliado su participación en Transportadora de Gas del Perú (TgP) de 20 a 24.34 por ciento pagando 97 millones de dólares y se convirtió en el segundo mayor accionista de la compañía que se encarga de transportar el gas de Camisea a la costa peruana.

La compañía alcanzó un acuerdo para adquirir 3.94 por ciento a SK Innovation y un 0.40 por ciento a Corporación Financiera de Inversiones (CFI).

La operación está sujeta a las correspondientes aprobaciones de las autoridades reguladoras y al posible ejercicio del derecho de adquisición preferente del resto de socios.

Enagás en Perú
Con este acuerdo, Enagás consolida su posicionamiento en el Perú como operador estratégico y refuerza su compromiso a largo plazo con el país.

La compañía apoyará el desarrollo de aquellos proyectos que contribuyan a reforzar la seguridad de suministro energético en países en crecimiento y estables regulatoriamente como el Perú.

Enagás está presente en el Perú desde el 2014, cuando adquirió una participación de 20 por ciento de Transportadora de Gas del Perú (TgP) y un 30 por ciento de la Compañía Operadora de Gas del Amazonas (Coga), responsable de la operación y mantenimiento del Sistema de Transporte de TgP.

Ese mismo año, el Gobierno peruano adjudicó a Enagás (25 por ciento) y a la brasileña Odebrecht (75 por ciento) la construcción de la mayor infraestructura energética de Latinoamérica en los últimos años: el Gasoducto Sur Peruano (GSP), que ha empezado a construirse el pasado 21 de mayo.

TgP, que empezó a operar comercialmente en el 2004, transporta la mayor parte del gas natural y los condensados del Perú.

Infraestructuras
Entre sus infraestructuras cuenta con un gasoducto de 729 kilómetros (que transporta gas naturalo GN) que conecta los yacimientos de Camisea con el city gate de Lurín y un poliducto de 557 kilómetros que transporta líquidos de gas natural desde los yacimientos de Camisea hasta la planta de fraccionamiento de Pisco.

Ambos nacen en la selva del Cusco, atraviesan la Cordillera de los Andes y sus montañas escarpadas a más de 4,800 metros sobre el nivel del mar, para luego descender hasta la localidad de Humay.

En ese punto, el ducto de LGN se dirige hacia la planta de fraccionamiento en Pisco, mientras que el de GN se extiende hasta Lurín, a unos 35 km al sur de Lima Metropolitana, y termina en el punto de entrega denominado City Gate.

Así, el gas natural se transporta desde el lugar en el que se produce hasta las generadoras eléctricas, los grandes clientes del sector industrial y a las compañías de distribución domiciliaria.

Nuevas inversiones
Adicionalmente TgP está realizando nuevas inversiones en proyectos gasistas que ya están en desarrollo en el Perú con el objetivo de incrementar su capacidad de transporte de gas natural.

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.