Cusco, Piura y Loreto fueron las regiones con mayor distribución de canon petrolero

En el mes de setiembre, la distribución por concepto de canon y sobrecanon alcanzó los S/ 214 millones, siendo Cusco (S/.139 millones), Piura (S/ 38 millones) y Loreto (S/.16 millones) las regiones con mayor distribución en el noveno mes de año, según datos oficiales de Perupetro.

La cifra alcanzada en setiembre es la mayor en lo que va del año, seguida de mayo con S/ 199 millones y junio con S/ 178 millones. De acuerdo a ley, la distribución del canon en Cusco ha sido la siguiente: gobierno regional 20% (S/ 28 millones), universidad nacional 5% (S/ 7 millones) y consejos municipales 35% (S/ 104 millones).

Por su parte en Piura la distribución fue la siguiente: región Grau 7% (S/ 8 millones), institutos superiores 5% (S/ 2 millones) Universidad Nacional de Piura 2.5% (S/ 952 mil), Universidad Nacional de Frontera 2.5% (S/. 952 mil) y municipalidades 70% (S/.26 millones).

Mientras que en Loreto, la repartición fue Ley N° 29289 – Servicio de Deuda (S/ 2 millones) (a la Región Loreto 52%  S/7 millones), Universidad Nacional de la Amazonía 5% (S/ 740 mil), Instituto Peruano de la Amazonía 3% (S/ 444 mil) y gobierno municipales 40% (S/ 6 millones).

Para la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) es importante la contribución económica de las empresas del sector a las regiones a través del canon y sobrecanon, en la medida que exista mayores proyectos de explotación, los ingresos para las regiones también serán mayores.

Ingresos aumentan

Asimismo, según cifras de Perupetro los ingresos para el Estado totalizan US$ 824 millones en el periodo de enero a setiembre 2018, solo en el mes de setiembre el ingreso generado por contrato de licencia y de servicio alcanza los US$ 112 millones, al igual que con los resultados del canon, la cifra de inversión de setiembre es la mayor registrada en lo que va del año seguida de mayo con US$ 105 millones y junio con US$ 98 millones.

Para el gremio mientras mayor incentivo se brinde a la inversión mayores serán los beneficios económicos y sociales para las comunidades aledañas. Y es, en ese sentido, hacia donde apuntan los cambios a la Ley Orgánica de Hidrocarburos, que se encuentra en revisión en el Congreso de la República.