Con panorama estable pese a crisis internacional Fitch ratifica grado de inversión de Perú

fitchFitch también ratificó la calificación de la deuda de corto plazo de Perú en ‘F3’ y el techo país para los bonos en moneda extranjera en BBB.

La agencia calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings ratificó la calificación de grado de inversión de Perú para su deuda de largo plazo en moneda extranjera (-BBB) y para la deuda de largo plazo en moneda local (BBB), y reafirmó la perspectiva estable de ambas deudas.

La directora principal de Calificación Soberana para América Latina de Fitch Ratings, Theresa Paiz, indicó que la calificación de Perú y su perspectiva estable se sustentan en que el país cuenta con una robusta posición fiscal y de solvencia externa y una alta liquidez en moneda extranjera.

Agregó que estas fortalezas contrarrestan suficientemente las debilidades crediticias del país, que incluyen una base exportadora concentrada, débiles indicadores sociales y de gobierno con relación a otros países que tienen su misma calificación, y su alta dolarización.

“Los sólidos fundamentos macroeconómicos de Perú han aumentado la capacidad de la economía para resistir un colapso en los precios de las materias primas, una recesión en las economías avanzadas, así como una reducción en los flujos financieros y de capital”, explicó.

Agregó que el colapso en los precios de las materias primas afectará a Perú con más fuerza, reduciendo sus exportaciones y generando un menor flujo de capitales privados, lo que a su vez reducirá los ingresos fiscales.

Como en el caso de los otros países con la misma calificación de Perú, la recesión global generará un menor crecimiento de la economía peruana debido a una menor demanda externa de sus principales exportaciones.
Además, la desaceleración del crecimiento del crédito y las condiciones más débiles en el mercado laboral, también golpearán a la demanda doméstica, previó Paiz.

Si bien Fitch espera que la economía peruana se desacelere hasta cerca de tres por ciento este año, tras una expansión en 9.8 por ciento en el 2008, Perú seguirá siendo uno de los países con la mayor tasa de crecimiento en América Latina.

También destacó que las perspectivas positivas de las finanzas públicas impulsadas por los altos precios de las materias primas, la fortaleza de la economía, así como un manejo fiscal prudente, han llevado a una mejora del peso de la deuda pública con relación a otros países con su misma calificación.

Dijo que tanto los ratios de duda pública bruta y neta respecto al Producto Bruto Interno (PBI), que se ubican en 24 y 15 por ciento respectivamente, están muy por debajo de la media de otros países con la misma calificación, que los tienen en 35 y 25 por ciento, en cada caso.

Igualmente, indicó que pese a una marcada desaceleración en el crecimiento y las medidas anticrisis anunciadas por el gobierno a fines del año pasado, que incluyen un Programa de Estímulo Económico (PEE) que representa el dos por ciento del PBI, los indicadores de deuda de Perú se deteriorarán sólo marginalmente y seguirán siendo mejores que los de otros países de su misma calificación.

Comentó que la trayectoria a la baja de estos ratios podría continuar hasta que la economía se recupere en el 2010. Adicionalmente, el plazo de vencimiento de los bonos del gobierno es mayor que los de otros países de su misma calificación, lo que reduce el riesgo total.

Paiz también consideró que mantener la solidez de la política macroeconómica durante la actual crisis mundial, fortaleciendo las finanzas externas del país y el progreso de las reformas estructurales que sustentan la fuerte trayectoria de crecimiento de la economía peruana, serán positivos para la calificación crediticia de Perú.

Contrariamente, las políticas que puedan resultar en un deterioro sostenido de la deuda pública externa de mediano plazo, pueden afectar negativamente el perfil crediticio de Perú.

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.