CCL eleva proyección de crecimiento de economía peruana de 8.1% a 8.6% para este año.

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) elevó la proyección de crecimiento de la economía peruana a 8.6 por ciento para el presente año, de su estimado previo de 8.1 por ciento realizado en junio, y recomendó al gobierno tomar medidas para evitar un posible sobrecalentamiento de la economía.De esta forma, el gremio empresarial coincidió con el presidente de la República, Alan García, al señalar que la crisis internacional no frenará el crecimiento del Perú.

Sin embargo, consideró que el gobierno debe adoptar medidas urgentes para revertir los niveles inflacionarios que se vienen registrando en el Perú, los cuales según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) a junio de este año ascienden a 3.5 por ciento.

Para el Centro de Investigación Empresarial (CIE) de la CCL, la inflación para el presente año sería de 5.4 por ciento.

El gremio señaló que el gobierno debe, en primer lugar, moderar el consumo público, que básicamente está compuesto de gasto corriente, y que en lo que va del año ha crecido en 6.3 por ciento.

El gremio sugirió al gobierno elevar la meta del superávit fiscal para este año de dos a tres por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), toda vez que esta medida promoverá el ahorro en el Estado, específicamente en el gasto corriente.

El gobierno debe observar el comportamiento del componente privado de la demanda interna, es decir el consumo y la inversión privada, que tienen un gran peso en el PBI nacional.

La CCL indicó que solo el consumo privado representa alrededor del 60 por ciento del PBI.

“Precisamente, la base del crecimiento en los dos últimos años se ha sustentado en la demanda interna, la cual en estos últimos meses ha mostrado tasas de crecimiento de dos dígitos, siendo mayor en dinamismo que el PBI (10.5 por ciento del PBI frente a 12.1 por ciento de la demanda interna)”, explicó.

Advirtió sobre el riesgo de tener un crecimiento de demanda interna mayor a la tasa de expansión del PBI, pues ello genera una mayor presión inflacionaria, que sumado al ritmo de crecimiento de los precios mundiales intensifica la magnitud del problema.

La CCL consideró pertinente la decisión del BCR de elevar la tasa de referencia a seis por ciento y la tasa de encaje a nueve por ciento, toda vez que buscan moderar el ritmo de crecimiento del gasto privado.

Estimaciones del CIE de la CCL precisan que la inflación anualizada aumenta en 0.22 por ciento cuando se incrementa en uno por ciento el consumo total de la economía, siendo este impacto tres veces mayor del consumo privado (0.36 por ciento) en comparación con el consumo público (0.11 por ciento).

“Está claro, entonces que la generación de ahorro por parte del gobierno debe implicar reducir el gasto público vía consumo público más no la inversión pública, pues sólo tendría un impacto marginal y de corto plazo para disminuir la inflación”, anotó el CIE de la CCL.

“La inversión pública es necesaria para acortar la brecha de infraestructura. Si bien el gasto en inversión incrementa, en el corto plazo, los niveles de precios, los rendimientos serían positivos para el país en el largo plazo ya que se promueve un crecimiento sostenido del PBI, elevando el grado de competitividad económica”, detalló.

La CCL consideró muy positivo que tanto el BCR como el MEF coordinen medidas para revertir la presión inflacionaria que viene afectando al país.

Fuente: AND.

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.