Solo tres empresas concentran el 84% de producción eléctrica con gas

Edegel, Kallpa y Enersur concentran la producción de energía térmica. Pero en el 2014, tanto Fénix como Termochilca se incorporarán como jugadores importantes de este sector.

En las últimas semanas, la asignación de 80 millones de pies cúbicos de gas a las empresas Fénix y Termochilca (Santo Domingo de los Olleros) ha enfrentado al Ministerio de Energía y Minas (MEM) con la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Además, ha generado rencillas entre las empresas eléctricas en el interior de la SNMPE.

El viceministro de Energía, Luis Ortigas, aseguró que la decisión se adoptó por el interés nacional, pese a “lobbies que están haciendo algunas empresas”. Como se recuerda, la adjudicación del gas se realizó sin efectuar una subasta, dejando fuera del proceso a otras empresas como Enersur, Etevensa, Kallpa y Egesur.

Pero, ¿quiénes dominan el mercado de generación eléctrica en el país? En Perú, la producción anual de energía eléctrica es de 35,217.4 gigavatios hora (GWh). De este total, el 58% corresponde a la producción de centrales hidroeléctricas y un 42% a la producción de centrales térmicas. La potencia efectiva anual del país es de 6,444 megavatios (MW).

Con datos al cierre del 2011, del total de la producción de las centrales térmicas, tres empresas generan el 84% del total: Edegel (Endesa) produce el 31.2%, Kallpa el 27% y Enersur (GDF Suez) el 25.6%. Más rezagadas están la Empresa Eléctrica de Piura (Endesa) con el 4.8%, las empresas públicas (Egasa, Electroperú, Egesur y San Gabán) con el 4.1% y Termoselva con un 3.3%. Cabe aclarar que el mes pasado entró a operar el ciclo combinado de Kallpa, que le incorpora 292 MW, con la cual esta empresa producirá el 18% de electricidad que consume el país.

Concentración
Según fuentes del MEM, la generación térmica sobre todo la de gas estaría algo concentrada en el país. Por eso, el viceministro Ortigas habría afirmado que la adjudicación de los 80 millones de pies cúbicos a favor de Fénix y Termochilca favorecería al sistema eléctrico nacional, pues incrementará su oferta de energía en 196 MW, “mientras que las otras empresas lo querían para mejorar su nivel de eficiencia.

Se prevé que en los siguientes tres años (2013 – 2016) se incorporará al país una potencia equivalente a 4,520 MW, como resultado de nuevas inversiones. De este total, 1,864 MW corresponderán a producción térmica a gas y, precisamente, entre los nuevos jugadores importantes estarían Termochilca con 197.6 MW y Central Térmica Fénix con 520 MW.

La nueva oferta (4,520 MW) sería suficiente para responder a la demanda de energía, que se espera que crezca a razón de 11.8% hasta el 2016.