Ministro Merino: El polo petroquimico es un proyecto para todos los peruanos

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino Tafur, afirmo  que el proyecto del polo petroquímico que impulsa el Gobierno no es solo para beneficiar a la macroregión sur, sino a todos los peruanos, debido al desarrollo industrial y al inmenso valor agregado que generará una vez que se ponga en marcha.

Durante su exposición en el foro panel “Etanoducto costero y gasoducto surandino-Propuestas de inversión para el desarrollo de Moquegua y la Macroregión Sur”, aclaró que ambos proyectos son prioritarios para la gestión del presidente Ollanta Humala, y no se contraponen ni anulan uno a otro, como algún sector ha cuestionado.

“El Gasoducto Andino del Sur y el polo petroquímico son proyectos viables y estratégicos, son complementarios. En el primer caso se trata de un proyecto privado que el Estado apoya, y en el segundo es una decisión política para descentralizar la industrialización y llevar el desarrollo al sur”, enfatizó.

Aseguró que la construcción del Gasoducto Andino del Sur está garantizada y “se hará de todas maneras” porque hay suficiente demanda e indicó que la petroquímica se convierte en un elemento fundamental para el desarrollo del Sur mediante el uso del etano que contiene el gas de Camisea y que actualmente se desaprovecha y pierde.

“El gas de Camisea contiene un 10% de etano que hoy en día se quema en la costa, se desperdicia ese recurso. Lo que queremos es separarlo del gas y llevarlo al sur por un ducto para poner una planta que dará por lo menos para un millón de toneladas de plásticos al año. Es una actividad que puede generar 40 mil puestos de trabajo al año”, afirmó.

“El etano se convierte en un insumo estratégico y tenemos que priorizar que se construya la primera planta de etano para exportación, pues inclusive servirá para satisfacer a la costa del Pacífico y no tiene nada que ver con el Gasoducto Andino del Sur”, agregó.

El titular del MEM refirió que el proyecto del polo petroquímico tiene tres partes: la construcción de la planta separadora de etano; la instalación del ducto para transportarlo, y el establecimiento de la planta petroquímica en la costa sur entre Atico (Arequipa) e Ilo (Moquegua).

Asimismo, refirió que en el caso del Gasoducto Sur Andino se utilizará el gas natural de los lotes 57 (Petrobras) y 58 (Repsol-Petrobras); mientras que para el ducto de etano, se utilizará el gas de los lotes 56 y 88.

En el caso del Gasoducto Andino, el ministro señaló que para iniciar la construcción del primer tramo en la selva falta la suscripción de la adenda con la empresa Kuntur, perteneciente al grupo Odebrecht, para lo cual se requiere la certificación de reservas que tiene que dar Petrobras.

Merino anunció que el martes tendrá una reunión en Brasilia con el ministro de Energía de Brasil y la presidencia de Petrobras para tratar estos temas con el fin de tener un panorama claro de los recursos y suscribir la adenda con Kuntur.

Igualmente, destacó que la próxima semana se reunirá con representantes de empresas japonesas y de otros países interesados en el polo petroquímico.

Al indicar que si bien el gran consumo del gas natural estará en la costa, este combustible también llegará a las zonas altoandinas y en menor tiempo, para lo cual el MEM ha suscrito sendos convenios con diversos gobiernos regionales del sur, mientras que el Congreso aprobó una ley que facilita la masificación del gas con los recursos de los gobiernos locales.

“La masificación del gas natural consiste en llevar a la población, lo más rápido posible, este combustible para que accedan a los beneficios de un energético económico, seguro y amigable con el ambiente. Por sus características físicas, el GN está en fase gaseosa y por tanto la forma más segura de distribuirlo es por ductos, pero esto requiere de condiciones especiales para su desarrollo”, explicó.

Entre esas condiciones, detalló, se cuentan el apoyo del Estado (subsidios al inicio), conocimiento de la población (para revertir mitos sobre su uso) y factores de costos y demanda para hacerlo viable económicamente.

En lo inmediato, enfatizó, el Gobierno priorizará la masificación del gas natural comprimido (GNC) a través de gasoductos virtuales (camiones cisterna) que se desarrollarán en nueve meses. Para ello, dijo, se utilizarán las válvulas existentes del gasoducto ubicadas  en Kepashiato (Cusco), Tocto (Ayacucho) y Rumichaca (Huancavelica) para abastecer a las regiones del sur. “Cuando lleguen las tuberías, simplemente se conectan a las válvulas”, aseveró.

“El Gobierno tiene claro que el principal objetivo de estos proyectos es la inclusión social, es decir poner el gas al servicio de las mayorías y al alcance de los pobres”, puntualizó el titular del MEM.

El foro, en el que también participaron técnicos del MEM y otros especialistas, fue inaugurado por el presidente regional de Moquegua, Martín Vizcarra Cornejo, quien saludó la exposición del ministro Merino y pidió a sus homólogos de la macroregión sur a estar unidos en torno a estos proyectos “pues la lucha no debe ser entre nosotros sino en lograr que se descentralice la industria, que no todo esté concentrado en Lima, y que el sur también pueda desarrollarse”.