Masificación de gas natural empleará producción del Lote 88

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, afirmó que los programas de masificación del gas natural utilizarán la producción del Lote 88 de Camisea para que Jorge Merino los pueblos de la costa y sierra del país accedan a ese recurso natural a bajo precio.

Señaló que se requiere la participación de los municipios y los gobiernos regionales en la construcción de infraestructura para distribuir el gas en más puntos del país, lo que reduciría aún más los costos.

Reiteró que la masificación del gas natural se concretará con la distribución de gas natural comprimido (GNC), a través de camiones cisternas en la modalidad de gasoducto virtual, dirigido a zonas alto andinas.

Mientras que una segunda modalidad es el abastecimiento con gas natural licuado (GNL) desde la planta Melchorita a las localidades de la costa; y una tercera modalidad es la construcción de ductos para abastecer el consumo doméstico y vehicular en los centros urbanos.

Recordó que el Poder Ejecutivo elaboró un proyecto de ley para autorizar a los gobiernos locales y regionales a destinar parte de sus recursos a acelerar la construcción de infraestructura para una mayor distribución del gas natural.

“Una mayor masificación del gas natural requiere la participación de los gobiernos locales y regionales, porque tiene que ver con el concepto de crear infraestructura. Las redes de gas deben ser entendidas como un servicio público que debemos poner a disposición de la población”, dijo.

Entre otras acciones emprendidas para acelerar la masificación del gas natural y la construcción de redes, el gobierno suscribió convenios con los gobiernos regionales de Apurímac, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Puno.

Además, el ministro indicó que la empresa estatal Petroperú y el concesionario privado Repsol llegaron a un entendimiento para implementar una zona de carga en la zona de Melchorita, donde se surtirá con GNL a los camiones cisterna que distribuirán el recurso.

“Perú LNG ha hecho un concurso, el cargadero tendrá un costo de entre 16 millones y 20 millones de dólares, y estará terminado al tercer trimestre del 2013″, indicó.

Precisó que los plazos estaban sujetos a ajustes para lograr que la obra esté operativa en el menor tiempo posible.

Igualmente, dijo que es necesario destinar 200 millones de nuevos soles, obtenidos de los saldos del Organismo Supervisor de la Inversión en Minería y Energía (Osinergmin), para llevar los beneficios del gas barato a regiones como Huancavelica o Ayacucho, que no cuentan con canon.

“Esto es importante porque la masificación del gas requiere de un subsidio en las zonas más pobres. Por eso pedimos que se autorice que el Osinergmin contribuya con estos fondos del saldo de balance que puedan acumular en algunos años”, dijo ante la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República.