Energía eléctrica incrementará en 30% en los próximos cinco años

Anthony Laub, socio de Laub & Quijandría, explicó que el Perú podrá mantener el desfase de la energía que se produce en sus centrales eléctricas y lo que se consume de aquí para delante en los siguientes cinco años, por justa razón se espera que al fin se finalice la posibilidad de que se exporte a Chile.

Con respecto, a las últimas medidas que se tomaron del COES ejecutadas en el mes de julio, se cuenta con una capacidad instalada de 12.848 MW, no obstante, solo hay demanda para unos 6.670 MW, lo que da certeza que hay una sobreoferta.

“Esta situación, se mantendrá a lo largo de los próximos cinco años, cuando llegaremos a tener 14.208 MW de capacidad instalada mientras que la demanda máxima será de 8.933 MW, 30% más de lo registrado en la actualidad. Eso significa que si bien la demanda crece, no llega a cubrir toda la producción y persistirán los problemas que aquejan hoy al sector” detalló Laub.

Laub sugiere que el Estado se centre en incrementar la demanda a través de la promoción de nuevos proyectos de inversión y a la exportación de los excedentes a los países latinoamericanos que la necesiten.

Anthony Laub, socio de Laub & Quijandría explica: “Que si se logra la exportación de energía eléctrica a los países vecinos, en especial a Chile, se podría disponer de la capacidad de reserva paralizada y se generarían más incentivos para construir nuevas centrales de generación en el sur del país”.