En junio del 2010 recién se sabrá si hidroeléctrica de Inambari es viable económicamente

hidroelectrica 9El ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez, informó que recién en junio del 2010 se sabrá si la construcción de la central hidroeléctrica de Inambari es viable económicamente pues el consorcio Eletrobras – OAS y Furnas de Brasil aún no ha concluido los estudios de prefactibilidad de este proyecto.

Precisó que el MEM sólo le ha otorgado hasta el momento una concesión temporal para que realice estudios de factibilidad, pero que no involucra la suscripción de contrato de concesión alguno.

Esta concesión temporal fue otorgada el año pasado al consorcio Empresa de Generación Eléctrica Amazonas del Sur, que está conformado por tres empresas brasileñas.

La central se ubicaría en el límite de los departamentos de Puno, Madre de Dios y Cusco, aproximadamente a 300 kilómetros de la frontera con el estado de Acre en Brasil.

El plazo de la concesión es de dos años pudiendo extenderse por un año adicional sólo por razones de fuerza mayor o caso fortuito.

En consecuencia, Sánchez indicó que aún es prematuro para hablar sobre los impactos que generaría su desarrollo porque aún no se sabe si el proyecto es viable técnica y económicamente.

“No hemos dado autorización definitiva, no se está construyendo nada, sólo se están realizando estudios y una vez que estén listos evaluaremos todos los impactos sociales y ambientales del proyecto”, manifestó durante su presentación ante la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Ambiente y Ecología del Congreso de la República.

Indicó que los estudios determinarán el número de hectáreas que serían afectadas, la altura del embalse, el trazo alternativo para desviar la carretera Interoceánica Sur a fin de que no sea inundada, y los costos del proyecto, entre otros.

Precisó que cualquier modificación en el Tramo 4 de la Interoceánica Sur debe ser coordinado con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y esos costos serán asumidos por el consorcio ya que no tiene lógica pensar que el Estado se vea afectado.

Sin embargo, dijo que según información preliminar, el consorcio está evaluando varias opciones a fin de no afectar a la Interoceánica Sur ni tocar la reserva Bahuaje Sonene.

“Entonces aún no podemos cuantificar el costo del impacto ambiental y de las compensaciones hasta que esté listo el estudio”, manifestó el ministro.

Reiteró que los costos del impacto ambiental y social tendrán que ser asumidos por el consorcio y ello va a definir la viabilidad económica del proyecto.

No obstante, destacó que de construirse este proyecto hidroeléctrico sería el único en Perú con una capacidad de generación de 2,000 megavatios (Mw).

Además, se estima que su operación permitiría generar ingresos por 800 millones de dólares a la economía del país, utilidades por 75 millones y el 50 por ciento de ello correspondería al canon energético que pagaría la empresa.

  • 4263 Posts
  • 3 Comments
Intereses. Mercado de Energía. Tecnologías de información. Finanzas. Proyectos de Inversión.