Costa Oeste de E.E.U.U. prefiere a Latinoamérica como proveedor de petróleo

Los recortes a las exportaciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) están favoreciendo a los productores latinoamericanos del sector.

Según los datos proporcionados por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, los vehículos del país mayormente están utilizando gasolina y diésel derivados del petróleo producido por Ecuador y Colombia, y menos de Arabia Saudita.

El crudo de Oriente Medio predominó como el petróleo usado por las refinerías de la costa oeste de Estados Unidos por 16 año, ya que los países de la región utilizaban precios competitivos para asegurar su presencia en Estados Unidos, el mayor importador de crudo del mundo.

Ahora que China puede convertirse en el comprador mayoritario este año, los productores del Medio Oriente encabezados por Arabia Saudita están atentos a la posibilidad.

“Asia está absorbiendo tanto petróleo como puede, y eso produjo una reorganización de los envíos de crudo”, indicó Andrew Shepard, analista de Wood Mackenzie, en una entrevista con Gestión.

“Las refinerías de la Costa Oeste han estado buscando otras fuentes de crudo, y Latinoamérica, por su proximidad y calidad del petróleo disponible, es la alternativa obvia”, agregó.

Arabia Saudita, anteriormente, fue el principal proveedor de China; sin embargo, actualmente se encuentra por detrás de Rusia y Angola, otro miembro de la OPEP. En un intento por recuperar cuota de mercado, Saudi Arabian Oil bajó los precios del petróleo para Asia en junio pasado, y los subió para otros países, incluido Estados Unidos.

Conforme la OPEP y sus miembros producen menos petróleo, el hidrocarburo se ha vuelto más caro. El crudo de Dubai, que sirve de referencia para Oriente Medio, se negoció en enero con una prima con respecto al West Texas Intermediate, la referencia en Estados Unidos, continuando una tendencia que comenzó en noviembre. Dubai costaba US$1,60 más que el WTI el viernes; el 1 de noviembre era US$2,47 más barato.

La reorganización deja a los productores de Oriente Medio sin una posición dominante en los mercados de E.E.U.U. La Costa del Golfo es atendida principalmente por América Latina y la Costa Este por el petróleo de África Occidental o Canadá.

La Costa Oeste, donde el crudo de Medio Oriente ha reinado durante la mayor parte del siglo, tiene 22 refinerías que importan más petróleo que Francia.

El aumento de los precios relativos de los crudos de Oriente Medio ha dado un impulso a las alternativas dentro de Estados Unidos también. Alaska, la formación de Bakken en Dakota del Norte y California ahora suministran suficiente crudo para satisfacer casi la mitad de la demanda de las refinerías de la Costa Oeste. Esa demanda ha hecho subir los precios en dichos lugares, lo que a su vez ha impulsado la producción.

Esto también ha favorecido al crudo Vasconia procedente de Colombia y Ecuador, que cotiza con los menores descuentos en relación con el crudo Brent desde el comienzo del año. Las importaciones de Ecuador y Colombia se duplicaron en marzo con respecto al año anterior, mientras que las compras de México se encuentran en un nivel máximo en al menos cuatro años.